Bariloche, mi primer 70.3. Tremenda experiencia¡¡

Hola, mi Nombre es Paola, tengo 27 años. Soy Mamá,  trabajadora y estudiante de medicina china.

Me considero una persona apasionada por el deporte, el movimiento, me gusta  sumar experiencias y conectarme con la naturaleza.

Trabajo en una clínica haciendo Post Operatorios y medicina integral.  Mi objetivo como terapeuta es re establecer y mantener nuestro estado de salud en óptimas condiciones.

Utilizando la Naturopatía y Medicina china como herramientas de trabajo se logra equilibrar y complementar las terapias con plantas medicinales, nutrición, terapia manual, acupuntura, entre otros.

Me gustaría contarles un poco sobre mi experiencia en el desafío  del IronMan 70.3 Bariloche. La verdad es que no fue una tarea fácil, siempre observé el triatlón de Pucón en la Tv y me sentía emocionada pero a la vez intrigada por el aguante y resistencia que demostraban.

Comencé a pensar si yo era capaz de hacer algo así….

Pensaba en la carrera, los paisajes, la adrenalina que me generaba de solo imaginarlo! En hacer lo que a mí me gusta de forma combinada.

Inicialmente me sentía bien, porque comencé a practicar natación en el 2018, conocí un buen grupo y participaba en competencias. Además tenía un pasado Runner, antes de quedar embarazada y aunque estuve muchos años sedentaria, la natación re activo mis energías y el amor por el deporte. Por lo tanto, tenía una base que me daba confianza y también contaba con el apoyo de mi familia y amig@s.

Bueno, una vez que ya lo tenía decidido, me visualice en muchas situaciones que podían ocurrir, como necesidades de mi hijo, horario laboral, estudio  y  prácticas clínicas, la preparación de comidas y lo fundamental, una planificación de entrenamiento.

Es aquí cuando me uní al grupo de triatlón @ironmemorunningytriatlon.

Lo cual fue súper importante porque recibí  apoyo,  orden y estructura para mi día a día.

Escuche sus  experiencias, Memo me corregía las técnicas, tanto de running como de ciclismo.

Es bonito compartir eso en grupo,  porque te impulsan a mejorar, asistir a los entrenamientos, acompañarse en los momentos duros donde el cuerpo no da más, pero aún así hay que seguir y todos te motivan.

Para mantener un equilibrio en mi día a día, hacía la tarea de ciclismo –rodillo- de madrugada luego desayunábamos y cada uno a lo suyo, al colegio o al trabajo.

Complementé la  natación junto a mi hijo. ¡Ambos entrenábamos! Lo pasaba a buscar al colegio y nos íbamos a nadar. Lo mejor era quedarse jugando en la piscina, un momento de unión madre-hijo, lo que también fortaleció nuestros lazos.

El trote de la semana lo hacia después de la pega o buscaba algún horario disponible, a veces simplemente no se podía y los sábados  salía a trotar bien temprano, para llegar a preparar desayuno. 

Los domingos contaba con el apoyo de mi familia y cuidaban de mi pequeño, de esa forma  yo salía a  pedalear  y/o  correr toda la mañana  junto a mi equipo.  Era un día esperado, me gustaban mucho los domingos AM  ya que era el momento en donde se reflejaban mis entrenamientos semanales.

El triatlón es tan disciplinario que lo llevas a otros planos de tu vida. Hay beneficios en la salud, mayor oxigenación de nuestro cuerpo, me siento más activa y decidida. A pesar de entrenar mucho, la energía desborda y permite el  cumplimiento con la familia y el trabajo. Solo hay que destinar  los tiempos y hacerlos provechosos.

Me  hace feliz  haber participado en una carrera tan bonita, en la Patagonia argentina, con un lago espectacular, tranquilo y rodeado de montañas. La verdad es que hacia frío y yo me sentía ansiosa, comencé a elongar y hacer ejercicios de respiración, eso me llevo a la calma y acercarme al punto de partida. Al llegar mi momento, me lance al lago, nade tranquila manteniendo un ritmo que me acomodaba sin apuro y constante. Llegué a T1, acomodé mis alimentos y comenzó el ciclismo. Estaba en un Parque Nacional llamado Nahuel Huapi, en medio del bosque, subiendo pendientes y encontrándome con panorámicas inolvidables. Lagos, montañas, Puentes, cascadas, una arquitectura estilo suizo y los pajaritos cantando a tu alrededor. ¡De película!.. Solo recuerdo haber pedaleado con una sonrisa de oreja a oreja, siendo cuidadosa con las pendientes y manteniendo un ritmo para no agotar mis energías. La T2 se encontraba en el centro de Bariloche, fue bastante rápido, entregue mi bicicleta, me puse las zapatillas y comencé a correr.

Era el momento de darlo todo, siendo las 2 de la tarde con un calor intenso y mis piernas pesadas.  Junte ánimos, conversaba conmigo misma, escuchaba el apoyo y gritos de la gente lo que me ayudó y me impulsaba a seguir. Los voluntarios ofrecían agua, comida, geles y comencé a  observar a todos los triatletas. Sabía que todos entrenamos duro para este día, con diferentes objetivos pero con la misma pasión y amor por este deporte. 

Llegar a la meta fue lo mejor! Estaba cansadísima y tenía tanta hambre!!

Me dio nostalgia ver la meta, sentí una emoción profunda que subía y se liberaba en llanto de felicidad! Ese sentimiento de esfuerzo, de haberlo dado todo, de recordar lo duro que fue durante meses  y que por muy loco que suena… Quiero volverlo hacer! 

Les comparto mi experiencia para animar a todas las personas que tienen deseos de conocer sus capacidades, de vivir algo nuevo, hacer amistades o des estresarse, conectarse con uno mismo y con la naturaleza. ¡Pónganse un objetivo y a entrenar!  Sean constantes y pacientes. Puede ser triatlón, running, natación, yoga, escalada, ajedrez.  El deporte que ustedes quieran, que los apasione y despierte esa llama interior. De esa forma, poniendo el corazón y siendo consecuentes con nuestros actos, los hábitos cambiaran para realizarlos y mantenerse siempre en todos los aspectos de nuestra vida.

Gracias a mis padres y herman@s que me apoyaron, que estuvieron conmigo y vieron mi progreso, aceptaron mis tiempos y algunas peticiones. Y también le agradezco a mi grupo de triatlón @ironmemorunningytriatlon, que sin ellos no hubiese sido posible todo mi desempeño como triatleta, mejoré y aprendí muchísimo. ¡Este año me propuse enfrentar nuevos desafíos! Dedicare todos mis esfuerzos para seguir progresando, actualmente estoy muy agradecida de la vida y pondré todo de mi SER en cada una de mis acciones.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *