Este desafío partió a principios de octubre

El pasado 23 de abril se realizó el 70.3 de Lima (primera ocasión), allí participó nuestro amigo y compañero de entrenamientos, Waldo González, a quien le preguntamos sus impresiones sobre la competencia.
Waldo ya sabe lo que es participar en competencias de corte internacional sobre la distancia (Pucón, Maceió, entre otros), así que tendríamos un buen punto referencial, “Lima nos recibió con los brazos abiertos, mucha buena onda y con una previa bien organizada”.
Con una alta participación de chilenos, la competencia inicio con un retraso debido a un fatal accidente, momentos antes del cierre de las vías, “el peruano es cálido y gentil, excepto tras un volante”.
“EL circuito de natación fue zigzagueante, de allí salí a los 38 minutos, pero, mi T1 fue fatal, ya que se me atoro el casco (me asistió un mecánico), de allí salí fuerte a rodar, me habían comentado que era un circuito plano, pero, no sabía de las 8 subidas cortas, pero, empinadas, donde me toco repensar mi plan de carrera”.
Después de 2´47 minutos de ciclismo, “me bajé con buenas sensaciones físicas, piernas enteras, corrí a 5/k los primeros 8 kilómetros (enterísimo), pero, allí comenzó mi tortura, dolores intensos en el pie, que me llevaron a visitar al médico en el kilómetro 11”
El doctor no podía entender como alguien con tantas cirugías en los pies podía correr y le pregunto a Waldo si se retiraría, a lo que respondió: “claro a los 90 años, cuando empiece a jugar tenis… luego de eso me concentre para los últimos 10 kilómetros, parando el reloj en 5´57 minutos (con 12 minutos detenido en la asistencia médica), medalla en el cuello y un mar de emociones dentro de mi…”
Cabe destacar que este plan de Waldo inicio en octubre de 2016 y a los pocos días su gran amigo Javier Hidalgo falleció, a partir de ese momento la motivación de entrar en su nombre y no bajar los brazos, “desaparece solo quien es olvidado, así que le di con más fuerzas y con hambre”.
Waldo, en nombre de todo el equipo, recibe un abrazo a la distancia y nuestras felicitaciones, por ser un ejemplo de lo que la constancia, la disciplina y las ganas pueden hacer. Crack!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *